Prensa Prensa 4/12/2017

Comunicado del Distrito VII: "Los chacareros no podemos esperar las obras"

Prensa
Nota Original FAA
prensa@faa.com.ar

La crítica situación que hoy  pasa el sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires seguramente se va a repetir ya que esto fenómenos parecen haber llegado para quedarse y se requerirá de obras que, a la vista del ritmo de avance de las que están en ejecución, pasarán aun muchos años hasta que se concreten.

Mientras los chacareros de la región nuevamente nos vemos afectados, la única solución que el estado ofrece es la aplicación  de leyes de emergencia agropecuaria que no solucionan los problemas, tampoco lo hace los paliativos menores como asistencias alimentarias.

La falta de políticas adecuadas a cada segmento de productores perjudica a los más chicos y se evidencia en los  regímenes fiscal y financiero cuyos requisitos excluyen a los chacareros del sistema.

La mayoría de los productores de la región somos pequeños, y no estamos en condiciones de seguir subsidiando a las grandes industrias aceiteras, que no agregan una gota de valor a lo que producimos. Ellas están instaladas en los puertos y somos nosotros quienes tenemos que entregarle allí, limpia y seca, nuestra producción y, además, subsidiarla con el 3% del valor bruto de nuestro trabajo.

Hoy los pequeños productores tampoco estamos en condiciones de transferir a los productores sojeros del Belgrano el 5%, también del valor bruto en el puerto, de lo poco que podremos juntar en nuestras chacras.

Estos fondos que hoy reclamamos son para cancelar las deudas que tomamos para producir la presente campaña y cuyos vencimientos será en pocos días.

También los necesitamos para pagar impuestos que, pese a las leyes de emergencia, igual tendrán su vencimiento y ejecución.

Hace un tiempo que advertíamos que los mismos males no podían resolverse con las mismas herramientas. Es hora de tomar el toro por las astas, tendremos que replantear el sistema tributario y los requisitos bancarios, pero  debe resolverse esta urgencia con soluciones extraordinarias, de lo contrario una nueva ola de chacareros fundidos atravesará una de las regiones más productivas del planeta y la responsabilidad no será del clima ni de los precios, será de la indiferencia y el abandono. Aun estamos a tiempo.-

 


Desarrollado por Movilsol