Prensa Prensa 3/15/2018

FAA: “ESPERAMOS MÁS MEDIDAS, LAS ANUNCIADAS SON INSUFICIENTES PARA LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES”

Fuente: FAA
Prensa
Nota Original FAA
prensa@faa.com.ar

Luego de escuchar las palabras del presidente de la Nación, Mauricio Macri, en la apertura de la muestra Expoagro, desde Federación Agraria Argentina lamentablemente debemos expresar que las medidas anunciadas no son las esperadas por los pequeños productores de todo el país. Valoramos la iniciativa pero son notablemente insuficientes para la actual coyuntura. 


Sea por la sequía, las deudas contraídas, la inexplicable presión tributaria, la falta de mercado o de precio de los productos de las economías regionales, que se extinguen y siguen siendo un “etcétera” para la política agropecuaria, la realidad es que los problemas persisten y se agravan. A esto debemos sumar que los costos de vida y de producción siguen trepando, con incremento en el combustible y en las tarifas -la eléctrica, por ejemplo, de alto impacto en la trazabilidad de la producción en economías regionales-, la apertura de importaciones, dificultades estructurales de logística y concentración de la producción. Los pequeños y medianos productores necesitamos en este marco otro tipo de reacción por parte del gobierno: medidas urgentes y excepcionales, para atender situaciones excepcionales y para resolver demandas que esperan hace años ser solucionadas, y que lejos de resolverse, se siguen agravando. 

Planteamos desde ya que valoramos las medidas, pues siempre es bienvenida una nueva línea crediticia como la anunciada por el presidente para tomar en el Banco Nación. Pero advertimos que no será aprovechada para los miles de pequeños productores que hoy no llegan a cumplir con las exigencias bancarias habituales, que no son sujeto de crédito y que para seguir produciendo contraen sus compromisos ante el sistema cooperativo, deudas que tampoco podrán pagar con la cosecha perdida. Las líneas de financiamiento deberían enfocarse a la realidad del pequeño productor de todas las regiones productivas del país y también a sus cooperativas que, en la inmensa mayoría de los casos, son las que los sostienen. Sólo en el último año, creció un 20% el endeudamiento de los agricultores con sus cooperativas, por la suba de costos de los insumos, gasoil, tarifas, situación que se agrava al límite por los factores climáticos que en esta nueva campaña comprometen la cosecha.

Ante la peor sequía de las últimas décadas, reiteramos que debe haber respuestas extraordinarias. La postergación de vencimientos bancarios anunciada, por ejemplo, ya está contemplada en la Ley de Emergencia vigente, a todas luces insuficiente en cuanto a los fondos con los que cuenta y obsoleta ante un esquema que demanda la implementación de un seguro multiriesgo, del que tampoco se habló y que venimos demandando. Quienes se encuentran endeudados con el sistema cooperativo tampoco aprovecharán este mecanismo. En algún sentido, es como si un enfermo en estado crítico necesita un marcapasos y el médico le anuncia que le consiguió unas muletas. Es noble la intención, pero no soluciona la necesidad del paciente. Sería importante, en cambio, si se postergaran los vencimientos de pagos ante AFIP y se quitasen las retenciones a los pequeños productores para garantizarles la continuidad del ciclo productivo y evitar que comiencen a malvender sus tierras. 

Los registros cuya simplificación se anunció, presentados como la reducción de trámites burocráticos, en parte fueron creados durante la actual gestión gubernamental y no queda claro tampoco por cuáles serán sustituidos ni desde cuándo. Además, en nada van a remediar la realidad de aquellos que están perdiendo todo por la sequía.

No podemos obviar, en esta línea, la referencia del ministro de la Producción de la Nación, Francisco Cabrera, en declaraciones periodísticas desde Expoagro, acerca de que el impacto de la sequía sería neutro, “porque lo que se pierde en volumen se recupera con la suba internacional de los precios de los commodities”. ¿Cómo explicarle esto a un productor que ya se desprendió de la cosecha de la campaña pasada y que este año no podrá cosechar nada de soja o maíz, que no pudo hacer forraje para su ganado, o que no tendrá granos para transformar en carne?

Es por todo lo dicho que continuaremos peticionando y participando de cada espacio de diálogo al que se nos convoque como entidad gremial. Pero al mismo tiempo, en continuidad de un proceso deliberativo impulsado por nuestro Consejo Directivo Central al no encontrar respuesta a muchas de las demandas planteadas, es que seguiremos realizando asambleas, para poder escuchar a nuestras bases. En las próximas horas, habrá reuniones de productores en las localidades cordobesas de Marcos Juárez y Laboulaye, que se suman a las que hubo en Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa, Rio Negro, Neuquén, Entre Rios y Mendoza. De allí, saldrá el mandato a la conducción para tener los pasos a seguir de aquí en más.

Desarrollado por Movilsol